Una vez más y ya son interminables, Killian lo ha vuelto a hacer. El de La Cerdanya en su segundo intento ha logrado el reto que tenía entre ceja y ceja que era para este final de año que no era otro que lograr el record de ascenso-descenso del Aconcagua 6962m dentro de su proyecto Summits of my Life que consiste en subir y bajar las montañas más emblemáticas del mundo en el menor tiempo posible.

24.12.14_aclimatacion_campo_base

El catalán ya llevaba unos días en la zona preparando el reto junto a Emilie Forsberg y los cámaras Seb Montaz y Vivian Bruchez en el campamento base de Plaza de Mulas 4400m. En una primera intentona el 19 de diciembre acometió el ascenso y pese a ir bastante bien teniendo en cuenta las referencias establecidas por el portugués Carlos Sa 15 h y 42 m. y el alpinista asturiano Jorge Egocheaga 13h46m, tuvo que darse la vuelta a 6500m. de altura a poco menos de 500metros de altura por los fuertes vientos que a veces alcanzaban hasta los 90km/h.

 

24.12.14_aconcagua_record_album_por_f0fc0611dcff9b332c1fe41d0948dcbe

Hasta el día de ayer que en una ventana de condiciones óptimas decidió acometer la aventura saliendo sobre las 10 de la mañana hora española  desde  Horcones 2750m y a pesar de hacer peor tiempo en la subida que Jorge Egocheaga que logro hoyar la cumbre en 7h52m por las 9h. del catalán tiró de manual de bajada por el cual se le considera el mejor del planeta y logró llegar al punto de partida en un estratosférico crono de 12h49m. rebajando el ya de por sí astronómico tiempo del asturiano en casi una hora.

Cierra de esta manera un año pletórico tanto dentro de la competición donde una año más apenas ha tenido rival como dentro de su proyecto personal Summits Of My Life.

Nos encontramos ante un deportista irrepetible. Creo que a veces no nos damos cuenta de la suerte que tenemos de poder disfrutar de cerca de un mito vivo, de una leyenda inalcanzable.

Ahora ya solo nos queda esperar por la siguiente gesta que será el intento al