Santi Obaya cerraba el año de la mejor manera posible y no era otra que adjudicándose la victoria y así inaugurando el palmarés de la San Silvestre de Nembra que en su primera edición se convertía en la primera de montaña de esta especialidad.

perfil

Con un selectivo circuito de apenas 6 kilómetros, los demonios rosas, escaparon de las tradicionales pruebas navideñas de asfalto para dotar a su carrera de un toque más atractivo para los amantes del trail running y diseñaron un trazado por las inmediaciones de esta pequeña localidad allerana de Nembra que salvava un desnivel acumulado de 650 metros.

Hasta allí se desplazaron unos 80 corredores de toda la geografía asturiana que disfrutaron del buen tiempo que hacía y de un recorrido que hará que esta se convierta en una de las clásicas para cerrar el año. Estamos convencidos de que así será.

podium nembra

 

Ya en el plano deportivo, la victoria fue para Santi Obaya, corredor de  Avientu y perteneciente al Team Race Land por delante de su hermano Samuel  del mismo equipo y de Jesús González del Team Sport Spirit.

Santi me contaba que estuvo adelante desde el principio con Jesús hasta que empezaron las rampas más duras donde pudo descolgar a Jesús unos 20 segundos mientras Samuel venía un poco por detrás. Tras coronar en el Picu Moros,  ya en la bajada hasta la meta lo que hizo fue aumentar diferencias llegando a línea de llegada con casi un minuto sobre Samu que logró dar caza y adelantar a Jesús  en la bajada.

En chicas, la incombustible Ana Cristina Aguado Mori  del E.M. Reinoastur de Nembra ganaba la prueba con autoridad.