El binomio formado por un rocoso y gran conocedor de Picos de Europa, Fran Piñera y un talento en ciernes como Manuel Merillas han logrado cerrar con éxito una de las actividades más duras que se pueden hacer hoy en día como es el Anillo de los Picos de Europa con el aliciente de hacerlo en plena etapa invernal donde las dosis de riesgo se multiplicaban por 1000. 118kilómetros y 8000 metros positivos en estas alturas del año puede parecer una temeridad y sabemos que todo el mundo no está capacitado. Salvo ellos que lo han logrado en 32:47 horas.

fran y merillas salida

Ayer esta gran pareja de atletas que aúnan la experiencia y la fuerza mental de un corredor como el cántabro del Yaniro Team, Francisco Gutierrez Piñera que además es el actual campeón y recordman de la mítica Travesera Integral de Los Picos de Europa, con la fuerza descomunal y la juventud del corredor del equipo Mammut, el leonés Manuel Merillas, actual número 3 del mundo, emprendían esta arriesgada aventura en la localidad cabraliega de Poncebos  a las 8 de la mañana.

 

 

IMG_9663

 

Enfilaban la ruta divina del Cares para poco a poco acercarse a la imperiosa Canal de Trea que les acercaba al refugio de la Vega de Ario 1634m y de allí bajar a los Lagos de Covadonga donde les esperaba la pareja sentimental de Manu Merillas, Azara García y Vicente y Manuel Merillas. Lo hacían a las 11.55 de la mañana. Se cambiaban el calzado y acometían uno de los tramos más complejos del Anillo como es el tramo que discurre entre el Refugio de Vegarredonda y el de Vegabaño.

  Fuentes consultadas nos informaban ayer tarde que durante estos días atrás la temperatura en la localidad cabraliega de Sotres (1050m.) era por las noches de -7 grados.

 

Con todo ello lograban llegar a la localidad leonesa de Posada de Valdeón a las 19:30,allí se ponían ropa seca y aprovechaban para comer y beber algo calentito antes de enfilar quizás, la zona más técnica y dura del Anillo, teniendo en cuenta que ya era noche cerrada y que unas horas antes se había matado un montañero madrileño de 35 años en ese trayecto.

Al menos tenían una noche despejada y la luz de la luna creciente que les serviría como faro en la zona alta que les lleva desde el refugio de Collado Jermoso 2050m hasta el de Cabaña Verónica 2325m.

 

IMG_9673

En una noche de nervios, por fín recibía una notificación de Azara a las 4.30 que me decía que acababan de llegar a Las Vegas de Sotres con lo que salvaban uno de los tramos más expuestos y congelados del trayecto. Allí se ponían algo confortable en la cabaña de Adan y reponían fuerzas antes de emprender uno de los tramos más verticales del Anillo y muy conocido por todos los que participamos en la Travesera como la Vertical Canal de Jidiellu que salva un desnivel de 1100 metros positivos en apenas 3,5 kilómetros para llegar al collau Valdomingueru 2110m. Aquí tuvieron alguna dificultad por la ingente cantidad de nieve y hielo pero lograron sortearlo para alcanzar la localidad de Sotres a las 10 de la mañana.

Un poco más de reposo y emprendían el ascenso al coloso Urriellu donde llegaban, no sin dificultades en el paso que hay que librar después de Collado Vallejo, a las 12:30 de la mañana.

los albos

 

Un pequeño reposo y por delante otra de las tachuelas del Anillo como era librar la chimenea de la Brecha de Los Cazadores y el paso por la Horcada de Caín para empezar poco a poco el peligroso descenso hacia el refugio del Jou de Los Cabrones entre una plaza cristalina de hielo donde tuvieron que utilizar toda la pericia alpinística con cuerdas, piolets y crampones. Una vez en Jou de Los Cabrones ya solo les quedaba lo más difícil que era en un tramo de travesía muy expuesta y vertical , gestionar los tramos que les dejaban ya fuera de todo peligro en la zona alta del Trave. Con mucho cuidado lograban llegas a la localidad de Bulnes a las 16:29.

 

IMG_9693

 

 

De ahí ya solo nos quedaban 500 metros que bajamos en 17 minutos. Manu Merillas me contaba nada más terminar que estaban muy cansados, que había muchísima nieve y te enterrabas hasta las rodillas y que lo peor de todo fué la Canal de Jidiellu donde nos encontramos en serias dificultades. Después la Brecha de los Cazadores también nos puso en aprietos y una vez superado ya no había mucha huella y nos costó progresar  por la nieve blanda.Pero bueno ya está hecho y podemos estar muy satisfechos. 

 

Pues esta es la GESTA, porque no les quepa duda de que es una gesta, realizada por estos dos corredores con una fortaleza física y mental fuera de nuestro alcance. Los que conocemos bién Los Picos de Europa podemos asegurar que es una actividad descomunal y hay que tenerlos muy bien puestos para afrontar una locura de estas en una orografía tan agreste donde cualquier desliz te provoca la muerte como ocurrió ayer. Fueron para todos 32:47 horas de mucha tensión y muchos nervios por parte de todos pero podemos contarlo con una gran sonrisa en la boca.

Gracias a Azara García de Los Salmones, Manuel y Vivente Merillas, Leopoldo Balbás y Adán Fernández López por mantenerme informado todas estas horas.

 

GOBITU BODE