públicoHay carreras y carreras, muchas tal vez, pero solo hay unas pocas que tienen ese plus de calidad por el que pelean todas.  Una de ellas es la Transcandamia. Un recorrido rompepiernas sin grandes desniveles prolongados, pero con una dureza que la convierten en una carrera por montaña atípica con infinidad de toboganes y sobre todo una dosis de popularidad agraciada por la cercanía de una ciudad como León que provoca que cientos de aficionados se acerquen a los montes de La Candamia a vivir de cerca una experiencia única.

otru

 

Todo esto tiene unos culpables, los chicos de Interval No Limits. Anibal, juan Carlos y Roberto con una gran dosis de ilusión y humildad han sabido rodearse de un grupo de voluntarios y corredores de su club que han creado una atmósfera alrededor de la carrera a la altura de las grandes citas. Hoy fueron 500 corredores los que tomaban la salida pero otros 300 los que se quedaron fuera. ¿Dónde están las claves?

 

Hoy a las 9 de la mañana según nos acercábamos a los pinares de la Candamia el termómetro marcaba 4 grados bajo cero y la espesa niebla apenas nos dejaba entrever lo que teníamos delante de las narices. Como si de un cuento se tratase, aparecían de entre los árboles cientos de personas corriendo de un lado para otro en un auténtico festival de colores. Según se acercaba la hora de la salida el ambiente de fiesta se apoderaba de todos nosotros hasta que poco a poco se iban recogiendo detrás de la cinta que en apenas unos segundos les iba a lanzar por esos toboganes llenos de hielo y barro, y allí estaban ellos, Oihana Kortazar y Pablo Villa.

01

Ella volvía a la competición después de casi año y medio y él debutaba como nuevo y flamante corredor del equipo Salomon. Sus caras de felicidad lo decían todo. Oihana el día anterior se mostraba entusiasmada en la charla de volver a sentirse corredora una vez más pero también motivada y con ganas, lo que nos augura que en el 2015 podremos volver a disfrutar con su presencia en las grandes citas.

 

Y en cuanto se dio la salida comenzó el espectáculo. Por delante 21 kilómetros y 2000 metros de desnivel  en el que se libró una bonita batalla entre Pablo Villa y el salmantino Alvaro García con un imponente Jorge Manrique apenas un par de minutos por detrás. A golpe de vista venían Oriol Barrera y el corredor local del Interval No Limits,  Diego Alonso aupado por un público amigo que le daba un plus de fuerza en los grandes tramos. El barro y el hielo eran testigos mudos de un infernal recorrido que tenía su broche de oro en la temida Anibalada, una vertiginosa rampa final de 300 metros donde había que echar las manos al suelo para no deslizarse al fondo del abismo.

PVilla_Issiphoto

 

Pablo Villa era el primero en librar el salvaje desnivel entrando en meta con un tiempo de 1h y 38 minutos poniendo de relieve el por qué de su fichaje por la marca más internacional. Segundo lo hacía Alvaro García apenas 100 segundos después y tercero el corredor de la Agrupación Deportiva Zamorana, Jorge Manrique.

 

sergio

Mientras tanto Oihana Kortazar  1:59:14 nos daba motivos suficientes para asegurar que sí, que ha vuelto y lo ha hecho por la senda que nos tenía acostumbrados. Desde el principio hasta el final no dio opción a sus rivales entre las que estaba el nuevo fichaje de Solorunners, Gaby Sánchez a la que distanciaba en meta en 7:50 minutos o una sorprendente Victoria Santamaría que se imponía a las corredoras locales Estelita Santín y María Marcos Escudero.

 

Emocionante y más espectacular que nunca fue esta cuarta edición de la Transcandamia que abre el circuito de carreras por Castilla y León y que sirve como pistoletazo de salida para un largo elenco de figuras entre los que estaba el corredor con más victorias absolutas del circuito, el incombustible Salva Calvo que no quiso perderse una de las grandes citas del año.

Ahora y después de la emoción vivida solo me queda darles la enhorabuena a la organización por el trabajo bien hecho y por el trato que recibí por parte de ellos. Es muy fácil trabajar así.

Muchas gracias. El año que viene volveremos……….

 

Gobitu Bode