Ha vuelto y como siempre. killian jornet ha vuelto a ponerse las zapatilla para una carrera de esas que tanto le gustan y venció de manera aplastante en la Mount Marathon que presume de ser técnica y exigente donde las haya. de hecho es de las ancestrales de este estilo y su carta de presentación esos 5 kilómetros y algo más de mil metros de desnivel.

Pese a que los primeros instantes tuvo al corredor local,Jim Shine y a Rickey Gates no fue problema para que el corredor de Gavá diese el hachazo para entrar en solitario en meta y pulverizar la mejor marca para dejarla en 41:48.

Emilie forsberg por su parte también venció con record incluído parando el reloj en 47:47 dejando atrás una marca que ya tenía la americana Nancy Pease desde hace 25 años.