Haciéndome eco de una noticia que publicaba hoy una gran corredora publicamos un estudio realizado por Javier Felipe López, graduado en ciencias de la educación física y el deporte.

Las máquinas de entrenamiento evolucionan tan rápido como los propios métodos de preparación física. Cada vez son más los gimnasios que se unen a los sistemas que hablaremos a continuación, pues es una inversión que incrementará la eficacia del entrenamiento individualizado. Hoy toca a hablar sobre los sistemas o máquinas isoinerciales. Su manejo provoca una serie de adaptaciones distintas a las máquinas convencionales, y por tanto estaremos reforzando estructuras antes no implicadas de manera tan acentuada. Si tu centro deportivo posee una, no dudes en beneficiarte de las ventajas que ofrecen las máquinas isoinerciales.

Pero, ¿qué son?

Estas máquinas utilizan una tecnología denominada isoinercial. Consiste en un conjunto de mecanismos que refuerzan la parte excéntrica del movimiento. Recuerda que muchos movimientos están formados por tres fases: concéntrica (en contra de la gravedad) isométrica (punto en el que se mantiene la contracción muscular pero sin movimiento) y excéntrica (frenando la acción de la gravedad) Pues bien, está científicamente demostrado que hacer hincapié sobre esta última fase ayudará a la prevención de lesiones.

La base estructural de estas máquinas reside en unos volantes o ruedas de inercia. Cuando emprendemos la fuerza en la fase concéntrica, la máquina almacena de distintos modos la energía cinética generada. Ésta es devuelta en la fase excéntrica y el sujeto tendrá que frenar dicha inercia. Las principales máquinas que podemos destacar son las siguientes:

-Tecnología YO-YO

-Polea Cónica

Sus beneficios

Uno de los puntos más usados en la prevención de lesiones es el entrenamiento excéntrico. No falla en ningún equipo de élite, puesto que sus beneficios repercuten muy positivamente en el deportista para que no merme su continuidad en el equipo. Pero su aplicación también puede ser extrapolada al acondicionamiento físico del Fitness. Los beneficios, ampliamente contrastados de utilizar sistemas isoinerciales para reforzar la fase excéntrica son:

Refuerzo del tejido conectivo.

Incremento del umbral de ruptura del músculo.

Aumento de la fuerza tendinosa.

Rehabilitación y prevención de tendinopatías.

Refuerzo de isquiotibiales en futbolistas.

Mejora de la contracción voluntaria máxima.

Los futbolistas seguramente habréis probado el entrenamiento excéntrico para prevenir lesiones de isquiotibiales, pues los gestos técnicos provocan una descompensación en el tono muscular de este grupo antagonista. Añadiendo las máquinas isoinerciales se acentuará mucho más este beneficio.

Una correcta planificación en las cargas de entrenamiento es el método más efectivo para prevenir lesiones, pero emplear esta tecnología descrita es una estupenda idea para curarnos en salud. Si alguna vez puedes acceder a probar estas máquinas, notarás unas sensaciones totalmente distintas al entrenamiento convencional. Ahora que ya sabes lo que es, ¿qué te parece esta tecnología isoinercial?