carrera nembraEl corredor cántabro del equipo Yaniro, Fran Piñera se apunta por 4ª vez la dura maratón de Nembra pese a venir prácticamente de bajarse de las escaleras del avión tras disputar la semana pasada la Ice Trail Tarentaise.

 

La Maratón de Nembra en su sexta edición sorprendía gratamente a cuantos la corrimos con un nuevo trazado mucho más espectacular si cabe, con la supresión de los tramos de pista y una incursión de nuevos senderos que contó con la aprobación de todos los corredores al final de la prueba.

Sin duda, la Resistencia Reino Astur de Nembra ha trabajado afanosamente para consolidarse en el circuito como la maratón más dura del norte y con este nuevo trazado estamos seguros que se convertirá en una de las grandes carreras de referencia nacional.

Este año tomaban la salida 150 corredores entre los que estaban Santi Obaya, ganador de dos ediciones y también sus hermanos Samuel (Campeón de la Copa de Asturias) Y Gobitu( El obaya negru). También tomaban la salida los dos grandes valores en alza del Trail Running asturiano, Victor Fernández y Carlos García(Actual campeón de Asturias) y un sorprendente Jan Bartas del Salomon Internacional Chequia que se acercaba a Asturias después de correr la semana pasada la durísima Ronda Dels Cims. Fernando González, corredor de Avientu recién aterrizado de Namibia de completar la primera de las 7 pruebas y Super Tomasón, el duru del equipo Dubil que venía de ser finisher de la Ehunmilak.

La carrera fue un pulso entre Fran, Carlos y Victorín que llegó a sacarle unos metros hasta que un desafortunado esguince en el tobillo le dejó fuera de combate por tercera vez esta temporada. Mala suerte la de este maquinón de Cangas de Onís.

En la categoría femenina triunfo de Ana Blanco del Esportate por delante de su compañera de equipo Rosa Ana y de una impresionante Ana Cristina Aguado corredora del equipo local y muy querida por todos los corredores que pese a tener algún momento difícil, supo reponerse y aún perdiendo el segundo puesto en los kilómetros finales, logró subirse al cajón.

Mención especial para Desi que venía este año a sacarse la espina de su lesión en la prueba del año pasado y que estaba haciendo un carrerón hasta que unos pequeños problemas estomacales la sacaron del pódium.

Una vez más, impresionante el despliegue humano de voluntarios durante toda la carrera animando a todos y cada uno de los participantes. Es emocionante ver como se involucran desde el primero hasta el último de esta pequeña localidad allerana.

Mi más sincera enhorabuena para la organización por el nuevo trazado, impecable la limpieza del mismo y un marcaje brutal.

Para finalizar la jornada festiva de Trail pudimos degustar una fabada en toda regla de les de mantel y baberu…………..

El rosa esta de moda……..